Somos mente, espíritu y cuerpo

En el reciente festival de fin de curso en el colegio de mi hija se presentaron varios números artísticos, entre ellos el de unas chicas de secundaria de unos 13 o 14 años que ejecutaron una tabla rítmica, en la que tristemente se evidenció que no habían practicado lo suficiente y que les daba mucha pena su cuerpo pero sobre todo que carecían completamente de condición física. ¿cómo es que unas personas tan jovenes están en ese estado de abandono? más de la mitad con sobrepeso, unas pocas muy flacas y las otras sin suficiente cordinación ni tono muscular.

Cavilando sobre esto me di cuenta que aunque  muchísimos de los niños de preescolar o primeros años de primaria van a clases de futbol, taekwondo, natación o ballet, la mayoría lo abandonan a los pocos años, ya sea por el costo o la dificultad de cumplir con los compromisos que conlleva involucrarse formalmente en esas actividades, o también porque se va dando prioridad a clases de inglés o regularización de materias, catecismo etc. Y claro, uno de los principales motivos del sedentarismo de los niños se halla en el ejemplo de los padres, no extraña que México tenga el tercer lugar mundial en obesidad y el primer en consumo de refrescos y horas diarias frente a la televisión.

Hace no muchos años los niños pasaban la tarde jugando y trepando a los árboles y albarradas, comiendo ciruelas y mangos o explorando en sus bicis, ahora ven tele o se hipnotizan en los videojuegos comiendo frituras y dulces. Antes la dieta mexicana aportaba unas 2,000 calorias por día, ahora pasa las 3500, antes la gente caminaba para ir a la escuela, la iglesia o el cine y organizaba tertulias y concursos de baile en el patio de la casa, ahora vamos en coche o en bus al bar a consumir calorías mientras vemos videos en una pantalla gigante.

¿Qué nos toca como padres que vemos esta realidad pero no queremos un futuro de obesidad, sedentarismo y enfermedades para nuestros hijos?

Lo primero, creo, es recuperar nuestra propia condición física y al mismo tiempo apagar la televisión (y la computadora) asaltar los parques, caminar y jugar pelota con nuestros hijos, preparar en familia agua de limón, dedicar los fines de semana, TODOS los fines de semana a excursiones fuera de la ciudad, picnic de comidas saludables no procesadas, campamentos aunque sea en el patio de la casa y concursos dinámicos, antes de que sea demasiado tarde y tengamos niños obesos, apáticos y negativos o adultos enfermos y consumistas.

Abandonar las plazas comerciales, los King, Mac y puestos de cochinita del domingo, dar el ejemplo, dar nuestro tiempo, involucrarnos en actividades alternativas que propicien el movimiento del cuerpo y de la mente de toda la familia.

Tirarnos de cabeza, quemar nuestras naves, vender la televisión, dejar de comprar cereal enfrentarnos a lo que más nos cueste o cambiar pequeñas cosas, HACER ALGO, lo que sea, por nuestro propio bien  y el de nuestros hijos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Somos mente, espíritu y cuerpo

  1. soymamablog dijo:

    Uy, dificil, pero no imposible. Aqui de a poco vamos cambiando la rutina.

    Que bueno leerte otra vez!

    • ¿Desde cuándo es difícil hacer algo bueno para nosotros? ¿Por qué no disfrutar de alimentarnos bien, de mover con libertad y agilidad nuestros cuerpos y disfrutar de buena salud? Este mundo tiene que estar muy torcido para que las cosas buenas sean una dificultad!! Pero a poco no vale el esfuerzo?? Si el amor por nuestros niños y niñas no es suficiente, qué lo logrará? Gracias Ceci por este atinado post.

  2. Cecilia dijo:

    Gracias a ambas por pasar por aquí, y si, es dificil por varias razones como la publicidad engañosa, la costumbre y el temor a ser “los diferentes” o “los raros de la cuadra” sin embargo la recompensa no sólo es inmediata en momentos de amor e intimidad en familia sino que sus frutos se prolongan en el tiempo, mejor salud, economía, maravillosos recuerdos y mucho más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s